31 diciembre 2014

Cuando Cierras tus Ojos



La mujer se bañaba despreocupadamente. Primeramente, lavó su cuerpo; de la punta de los pies al cuello con movimientos circulares suaves y concisos procurando que cada centímetro de su piel recibiera la misma dosis de jabón. Posteriormente, enjuagó sus miembros ante el abundante fluido de agua que manaba de la regadera en un acto rutinario y completamente normal.

Llegó el momento de lavar su cabello; tomó la botella con esa sustancia elaborada específicamente para la limpieza del cabello e irritante para los ojos. Apretó un poco el envase provocando un pequeño brote del líquido a través del orificio, colocó el producto en la palma de su mano y lo aplicó sobre su cabeza mientras bajaba nuevamente el recipiente. Cerró los ojos y comenzó su labor. Ese era el momento indicado, él lo sabía. Salió de su escondite
y se introdujo en la regadera que era lo suficientemente grande como para albergar dos cuerpos. En un instante estaba frente a ella; evitaba el contacto físico puesto a que, por ahora, no quería que se enterara de su presencia.

En realidad no le costó mucho trabajo, era algo que ya había hecho muchas veces antes y lo disfrutaba cada vez más. Elige una casa al azar (por lo regular departamentos), después se fija si la persona vive o se encuentra sola, esos son sus favoritos puesto a que sin la presencia de otros la vulnerabilidad es mayor. Posteriormente, espera a que caiga la noche y la persona tenga que ducharse. Si realiza esta actividad en la mañana se queda observando en la oscuridad al durmiente hasta el amanecer. Para él es más divertido quienes lo hacen por la noche; así puede espiarlos mientras ellos, incrédulos y despreocupados continúan su labor

. Y la parte en la que tienen que lavar su cabello y cara, oh, ¡qué momento más glorioso! Puede postrarse frente a ellos sin que su presencia sea notada y olfatea la esencia; cada uno tiene una esencia propia y todas ofrecen una gran cantidad de aromas deliciosos, ¡Como se le hace agua en la boca cada vez que huele una! Le es difícil controlar sus impulsos, tiene una gran fuerza de voluntad para no atacar a su presa en ese mismo instante pero vale la! pena, puesto a que la carne mojada no tiene el mismo sabor que la que está limpia y seca.

También es muy entretenido cuando algunos tienen la sospecha de que están siendo observados y abren los ojos. Para un ser como él no es difícil moverse a grandes velocidades y ocultarse de nuevo tras la cortina de baño o cancel, observando como un pequeño temor empieza a fluir en los más sensibles o en los escépticos (tiene preferencia por estos últimos) la incredulidad característica en ellos. Cuando llega el momento en el que revela su ser ante ellos, cuando el reloj marca las tres de la madrugada, los pobres buscan una explicación lógica a lo que están presenciando. Si tan solo supieran que él, un ser tan complejo y perfecto, va mas allá del entendimiento humano.

El temor y confusión que provoca su presencia en la débil criatura es algo que le causa no menos placer.

Le da un poco de tiempo para asimilar la situación y cuando está consientes de la naturaleza sobrenatural que él posee, ataca. Se abalanza contra él o ella el inmovil iza su cuerpo con sus seis largas garras superiores; de la cabeza a los pies. Cuando el cuerpo está totalmente inerte, acerca su cara y huele intensamente el cuello de su presa, con excitación única.

Después, abre su gran hocico (parecido a la mandíbula de un tiburón) y con su larga, áspera lengua lame la cara de su víctima, extasiado por el delicioso sabor que posee la piel. La víctima en shock cae en un ataque de pánico pero sus gritos son silenciados por algo parecido a un grueso tentáculo. Amordazado e incapaz de expresar oralmente su miedo, es probable que el o la desdichado (a) comience a llorar. La sal de las lágrimas es lo que sazona la carne, por lo que no dudará en probar el nuevo y condimentado manjar. Abre sus fauces y de un mordisco arranca una pequeña parte de la cara, por lo general del pómulo, degustando el bocado lentamente. Por consiguiente la sangre empieza a brotar aunque no a chorros, solo una pequeña hemorragia. Pero esa fuga de hemoglobina es lo que da fin al preámbulo e inicio a la verdadera acción. Enloquecido por el olor y sabor de la sangre, empieza a rasgar la piel de las piernas con las puntas afiladas de sus garras inferiores, como si de un animal salvaje se tratara, hasta que el musculo queda expuesto. Sin soltar a la víctima, se arrastra hasta donde yacen los pedazos de carne y los come rápidamente.

Eso no hace sino abrir más su apetito. Recuesta a la víctima y libera la parte superior del cuerpo de la misma, solo para obtener más comodidad. Acerca su “cara” al vientre de la persona y con sus afilados colmillos procede a desgarrar las capas de piel y musculo, a estas alturas ya no le interesa alimentarse de un órgano superficial. Al llegar a las entrañas lame, primeramente el intestino delgado. Posteriormente, comienza a dar pequeños mordiscos a cada órgano para elegir el primero que comerá.




El Hígado es, habitualmente, el primero. Así comienza a devorar cada órgano vital. Algunos desfallecen cuando empieza a rasgar su piel, otros se desmayan por el dolor ocasionado, Un porcentaje menor presencia el horror y trata por todos los medios defenderse del ataque, infructuosamente. Al ver que nada hace efecto empieza a gritar por ayuda desesperadamente, con la esperanza de que alguien escuche y acuda al rescate. Los gritos le molestan, ¿A quién no le resultaría molesto escucharlos mientras está comiendo? Así que es probable que con una de sus garras le arranque la lengua de raíz y la engulla. A él siempre le han gustado las lenguas, piensa que su consistencia es algo único.

De esa forma, en un sangriento festín comerá las vísceras del desafortunado hasta ser reducido a un guiñapo de musculo y hueso. Cuando está completamente satisfecho, abandona el lugar y va en busca de una nueva víctima.

Podría ir a otro barrio, otro estado, otro país. No importa la distancia ni el tiempo, ambas cosas le son indiferentes. La mujer se bañaba despreocupadamente mientras que él aspiraba la esencia expedida de su cuerpo. Juventud y belleza, dos cualidades que le encantaban, reunidas en un solo ser. El exquisito aroma que despedía lo incitó a imaginarse el sabor de sus entrañas. Si, definitivamente una víctima suculenta, una gran elección. La joven abrió los ojos para encontrarse con los relucientes azulejos blancos del baño frente a ella. Por un momento creyó escuchar un sonido fuera de la regadera, ¿Tendría que echar un vistazo? No, sería estúpido. Ella estaba sola y todo perfectamente cerrado, no había razón para mirar afuera. Seguramente eran las tuberías, carecía de importancia. Ten cuidado al cerrar los ojos.

28 diciembre 2014

Takakonuma Greenland





"Existe una leyenda japonesa que hace referencia a un parque de atracciones real llamado Takakonuma Greenland, que se ubica, o ubicaba en una localidad cercana a Fukushima (sí, el sitio del tsunami y casi catástrofe nuclear).


En 1973 los parques de atracciones se convirtieron en los lugares más populares de Japón, puesto que tenían doble atractivo. Personas pasándolo bien y empresarios lucrándose a costa de otros.

Un pobre incauto llamado Makoto, tenía el sueño de tener su propio parque de atracciones, pero al no tener dinero decidió contactar con un Oni llamado Amanojaku. Un Oni es una especie de demonio en Japón, y Amanojaku es un Oni malvado y poderoso que puede despertar y realizar los deseos más oscuros de cualquiera.

Makoto le entregó a su hermosa hija Amanojaku a cambio de el dinero necesario para construir su tan querido parque.

El día de la inauguración la hija de Makoto simplemente desapareció del mapa. Desgraciadamente el esplendor del parque no duró mucho, dos meses después Takakonuma Greenland estaba cerrado. ¿La razón? El dueño acabó muerto.

Muchísimas atracciones tremendamente divertidas… ¿Quién no querría estar allí? Pero como en Japón un parque sin dueño es un parque abandonado, se mantuvo así hasta que otro pobre inocente lo reabrió en 1986. Nunca se supo la identidad del segundo dueño que consiguió mantener el parque abierto por trece años. El parque no duró más puesto que se dice que seis personas murieron y otras tantas resultaron heridas.

La gota que colmó el vaso fue el suicidio de un chico que se tiró desde el stand de la montaña rusa. Sus amigos dicen que fue inevitable, antes de entrar su compañero estaba totalmente normal, pero al iniciarse la ruta, algo en él cambió. Los que estaban cerca de él dicen que le escucharon susurrar “Voy a ir con ella.” y acto seguido, se tiró.

La historia no termina aquí, ni mucho menos.

En 2007 un turista del Reino Unido llamado Bill Edwards decidió visitar el parque, y, sorprendentemente, todo estaba intacto, como nuevo. Fotografió todo, solo que, al llegar a casa, y pasar las fotos a su ordenador, no había nada.

Antes dije que no había ninguna, pero en realidad hay una unica foto que muestra el fantasma de la que podría ser la hija de Makoto.
Niña Fantasma

El fotografo se suicidó y fue  por la foto. Además de este caso, muchas personas han jurado ver el parque. Algunos dicen que hasta en pleno funcionamiento. Incluso hay historias que relatan la visión del espíritu de una niña vagando por las calles abandonadas de la entrada del parque.



Y lo más sorprendente de todo es esto:

En google maps se puede ver el sitio donde solía estar el parque. Hay gente que dice que si se queda mirando constantemente se puede sentir un mal presentimiento, como si la muerte estuviera a su lado.

En algunos foros japoneses sobre el tema, algunas personas han informado que la imagen de la niña en la foto aparece como imagen en Google Maps y que el parque también se puede ver (aunque no está allí.) El problema es que cuando esto sucede, la persona empieza a tener convulsiones que los pueden llevar incluso a la muerte.



En 2012, se encontró a una joven muerta en su habitación, en Japón, la portátil estaba encendida cuando encontraron su cuerpo, ¿supones los que ella estaba buscando antes de morir?

26 diciembre 2014

A BÁRBARA NO LE GUSTA QUE LA VEAN


"Era una familia joven que tuvieron a su única hija, la amaban con todas sus fuerzas pero, el padre, la amaba con una amor realmente profundo y sentimental. Cuando ella cumplió 7 el papá la atiborró de regalos: muñecas finas y caras, patines, una bicicleta e inclusive una laptop, pero la niña se encariñó con el regalo más simple que era un cuaderno y unos crayones. La niña dibujaba todo lo que podía: a su perro, al gato del vecino, etc . . . y su padre le encantaba verla dibujar y que le enseñara sus dibujos. Un día el padre vio sus dibujos y algo extraño le recorrió la espina, en el dibujo de la niña había una 'criatura' como humana pero doblada a la mitad y viéndola directamente, le salía sangre de la boca y todos los trazos los había hecho con crayón rojo. Cuando llegó la niña el papá le preguntó que qué era ese ser de sus dibujos
 a lo cual la niña le contestó: 'Es Bárbara, papa, el padre creyó que eran unos maleantes que se reunían por su casa, así que su padre, muy inteligente fue a  comprar unas cámaras de vigilancia y las puso , una en la ventana y la otra en la puerta. Al día siguiente revisó las grabaciones pero no vio nada, cuando llegó su hija le preguntó: '¿Hija viste a Bárbara esta noche?' y la niña le contestó: 'Si papa'. El papá con miedo cambió de lugar las cámaras y las puso dentro de la habitación de la niña una en la puerta y la otra en el armario. Al día siguiente vio las grabaciones y sólo vio que su hija se movía mucho pero nada más. Cuando ella llegó estaba muy nerviosa, y el papá le volvió a preguntar: '¿Viste a Bárbara esta noche, hija?', La niña no contestó y le volvió a preguntar hasta que la hija sudando le contestó: 'Si papa y me dio un mensaje para ti ,dijo que me lastimaría si sigues, dijo que te haría sufrir el resto de tus días si sigues, papa A BÁRBARA NO LE GUSTA QUE LA VEAN".

25 diciembre 2014

The Wanderer


"Esta es una historia real.
En la década de 1990, una chica se suicidó después de ver una imagen publicada en un viejo grupo de noticias de Usenet.

La imagen era de una figura - que algunos identifican como una mujer - de pie en el medio de un camino solitario. La figura es transparente hasta el punto de que sus piernas son apenas visibles y es iluminada por una fuente de luz desconocida procedente de la dirección de la cámara. Ya se trate de faros, una linterna de mano, o la luz de la cámara en sí no se sabe a ciencia cierta, ya que la fuente real de la imagen no ha sido identificada. No se ven rasgos faciales en la figura, pero es fácil de identificar por sus apéndices largos y huesudos que en parte se asemejan a las patas de una araña. Los que han visto la imagen o saben de su existencia han llegado a conocer la figura como "El Caminante"(The Wanderer)".

La primera cuenta del "Caminante" conocida data de 1996. Jane, una estudiante universitaria que estaba visitando a su familia durante la temporada de vacaciones, tenía un interés en lo paranormal. Vio la imagen en un grupo de noticias, junto con un mensaje: "¿Me ves? Puedo verte."

Docenas de otros usuarios vimos el mismo post. La mayoría no tenía muy buena opinión de ella - sólo que era de alguna manera "divertida". Algunos se quejaron de que en realidad experimentaron dolores de cabeza mientras miraba la imagen, y quejas similares han sido hechas por otros desde entonces.

Según la familia de Jane, ella sufrió de pesadillas en las noches después de ver la imagen. Dijeron que ella se despierta y veía al Caminante fuera de su ventana. A veces sentía como raspaba el vidrio con sus miembros parecidos a las arañas, pero por lo general sólo se quedaba allí y la miraba. Ella se encontraba incapaz de moverse en su presencia, como si muchas manos invisibles la estuvieran presionando. Incluso si cerraba los ojos, ella todavía lo veía.

Su familia estaba segura de que se había asustado por una imagen de internet y estaba teniendo pesadillas por ello, hasta que Jane se quejó de ver al Caminante en su ventana. Ella estaba convencida de que la estaba siguiendo. Ella lo veía incluso mientras estaba en una habitación llena de gente o en público, a pesar de que nadie más lo veía. La familia de Jane temía por su cordura, pero le aseguraban que el Caminante no era real.

Jane, sin embargo, sólo empeoró. Ella tomó medidas extremas para mantenerse despierta por la noche. Comenzó sólo con cafeína, pero pronto pasó a cortarse a ella misma y gritar toda la noche. En poco tiempo, ella no dormía en absoluto. Estaba convencida de que, si se dormía de nuevo, el Caminante se la llevaría.

Su familia sabía que no podía esperar. Jane necesitaba ayuda. Pero cuando la madre de Jane llamó a la puerta del dormitorio de su hija, no recibió ninguna respuesta. Abrió la puerta con cuidado, pues no quería molestar o asustar a Jane.

Jane no estaba en su cama. Ella no estaba sentada frente a su computadora. Ella no parecía estar en su habitación, hasta que su madre comprobó el armario.

Allí, Jane se encontraba acurrucada en un rincón. La sangre enrojeció la parte delantera de su cuerpo, después de haber drenado de un corte a través de la garganta. Ella se aferraba a una nota manchada de sangre que decía: "No me puedes tener ahora".

El caso de Jane no está aislado. Durante el resto de los años 90, decenas de personas desaparecieron o se suicidaron después de ver la imagen del Caminante. Desde el cambio de siglo la imagen parece haber desaparecido. Recientemente, sin embargo, he publicado en un grupo de noticias preguntando si alguien había oído hablar del Caminante. He hecho esto muchas veces antes y por lo general hay una o dos personas que han oído la historia, pero nadie ha visto la imagen. Esta vez fue diferente. Poco después de la publicación, recibí un correo electrónico en mi bandeja de entrada.

El asunto del mensaje es "puedo verte". El mensaje solo decía: "¿Me ves? Puedo verte."

Había una imagen adjunta con el mensaje. No puedo verificar si se trata de la imagen del Caminante real o no, pero debo advertirle que, si decide ver la imagen, lo hace bajo su propio riesgo."





"Esta es una historia real.
En la década de 1990, una chica se suicidó después de ver una imagen publicada en un viejo grupo de noticias de Usenet.

La imagen era de una figura - que algunos identifican como una mujer - de pie en el medio de un camino solitario. La figura es transparente hasta el punto de que sus piernas son apenas visibles y es iluminada por una fuente de luz desconocida procedente de la dirección de la cámara. Ya se trate de faros, una linterna de mano, o la luz de la cámara en sí no se sabe a ciencia cierta, ya que la fuente real de la imagen no ha sido identificada. No se ven rasgos faciales en la figura, pero es fácil de identificar por sus apéndices largos y huesudos que en parte se asemejan a las patas de una araña. Los que han visto la imagen o saben de su existencia han llegado a conocer la figura como "El Caminante"(The Wanderer)".

La primera cuenta del "Caminante" conocida data de 1996. Jane, una estudiante universitaria que estaba visitando a su familia durante la temporada de vacaciones, tenía un interés en lo paranormal. Vio la imagen en un grupo de noticias, junto con un mensaje: "¿Me ves? Puedo verte."

Docenas de otros usuarios vimos el mismo post. La mayoría no tenía muy buena opinión de ella - sólo que era de alguna manera "divertida". Algunos se quejaron de que en realidad experimentaron dolores de cabeza mientras miraba la imagen, y quejas similares han sido hechas por otros desde entonces.

Según la familia de Jane, ella sufrió de pesadillas en las noches después de ver la imagen. Dijeron que ella se despierta y veía al Caminante fuera de su ventana. A veces sentía como raspaba el vidrio con sus miembros parecidos a las arañas, pero por lo general sólo se quedaba allí y la miraba. Ella se encontraba incapaz de moverse en su presencia, como si muchas manos invisibles la estuvieran presionando. Incluso si cerraba los ojos, ella todavía lo veía.

Su familia estaba segura de que se había asustado por una imagen de internet y estaba teniendo pesadillas por ello, hasta que Jane se quejó de ver al Caminante en su ventana. Ella estaba convencida de que la estaba siguiendo. Ella lo veía incluso mientras estaba en una habitación llena de gente o en público, a pesar de que nadie más lo veía. La familia de Jane temía por su cordura, pero le aseguraban que el Caminante no era real.

Jane, sin embargo, sólo empeoró. Ella tomó medidas extremas para mantenerse despierta por la noche. Comenzó sólo con cafeína, pero pronto pasó a cortarse a ella misma y gritar toda la noche. En poco tiempo, ella no dormía en absoluto. Estaba convencida de que, si se dormía de nuevo, el Caminante se la llevaría.

Su familia sabía que no podía esperar. Jane necesitaba ayuda. Pero cuando la madre de Jane llamó a la puerta del dormitorio de su hija, no recibió ninguna respuesta. Abrió la puerta con cuidado, pues no quería molestar o asustar a Jane.

Jane no estaba en su cama. Ella no estaba sentada frente a su computadora. Ella no parecía estar en su habitación, hasta que su madre comprobó el armario.

Allí, Jane se encontraba acurrucada en un rincón. La sangre enrojeció la parte delantera de su cuerpo, después de haber drenado de un corte a través de la garganta. Ella se aferraba a una nota manchada de sangre que decía: "No me puedes tener ahora".

El caso de Jane no está aislado. Durante el resto de los años 90, decenas de personas desaparecieron o se suicidaron después de ver la imagen del Caminante. Desde el cambio de siglo la imagen parece haber desaparecido. Recientemente, sin embargo, he publicado en un grupo de noticias preguntando si alguien había oído hablar del Caminante. He hecho esto muchas veces antes y por lo general hay una o dos personas que han oído la historia, pero nadie ha visto la imagen. Esta vez fue diferente. Poco después de la publicación, recibí un correo electrónico en mi bandeja de entrada.

El asunto del mensaje es "puedo verte". El mensaje solo decía: "¿Me ves? Puedo verte."

Había una imagen adjunta con el mensaje. No puedo verificar si se trata de la imagen del Caminante real o no, pero debo advertirle que, si decide ver la imagen, lo hace bajo su propio riesgo."



28 noviembre 2014

Ed Gein – El Carnicero de Plainfield



Aparentemente era un hombre inofensivo… pero su personalidad ocultaba un terrible psicópata que convirtió su granja en un matadero humano. Sus espeluznantes crímenes proporcionaron a Hitchcock las bases para su clásica película de terror Psicosis.


En la tarde del 8 de diciembre de 1954, un granjero de Plainfield, en Wisconsin, entró en “La Taberna de los Hogan” a echar un trago en esa fría tarde de invierno, cuando de pronto descubre con espanto un gran reguero de sangre que cubría las tablas de madera del suelo. La propietaria, Mary Hogan, había desaparecido.


El sheriff observó que no había señales de lucha aparentes y que la caja registradora seguía llena, pero determinó que la mujer había sido asesinada y que su cuerpo había sido arrastrado hasta un coche que esperaba fuera. Los informes forenses tan sólo confirmaron las conclusiones a las que había llegado el sheriff y no arrojaron ninguna luz sobre el caso. La desaparición de Mary era un misterio.


Aproximadamente un mes después de este suceso, el propietario del aserradero de Wisconsin comentaba el caso con un hombre pequeño y tímido que vivía en una granja de madera a pocos kilómetros de allí. Su nombre era Ed Gein.


Gein vivía solo desde la muerte de su madre en 1945 y se ganaba la vida haciendo toda clase de trabajos a los vecinos de Plainfield. Fue su habilidad en este tipo de trabajos, por la que este hombre de complexión débil, mediana edad, pelo rubio y ojos azules empezó a ser conocido entre las gentes del lugar como una persona trabajadora, cumplidora, fiable pero excéntrica.


En esta ocasión, el hombre recordó que Gein solía sentarse solo en un rincón de la taberna mirando fijamente a la dueña del local, absorto en sus pensamientos con una jarra de cerveza. Supuso que estaba enamorado de la mujer. Le sugirió bromeando, que si le hubiese hablado a Mary con claridad de sus sentimientos, probablemente en ese momento estaría en su granja cocinando y esperando a que volviera en lugar de haber desaparecido presumiblemente asesinada. Gein, con un extraño gesto puso los ojos en blanco y le respondió con una de sus conocidas sonrisas: “No está desaparecida. Ahora mismo está en la granja”. El hombre se encogió de hombros y no le tomó en serio, después de todo, era el tipo de comentario que se esperaba de él…El propietario del aserradero no se llevaba muy bien con Gein.





Encontraba extremadamente difícil hablar con él porque a veces éste comenzaba a reír con nerviosismo sin motivos como un desequilibrado, o por sus comentarios inoportunos que dejaban a la otra persona sin saber qué decir.


Nació el 27 de agosto de 1906, hijo de una mujer austera y fanática religiosa que despreciaba a su débil y borracho marido. Cuando ambos discutían, que solían hacerlo con frecuencia, el hombre se emborrachaba y pegaba a sus dos hijos.


Desde el primer momento, la vida de Ed estuvo completamente dominada por su madre, quien se había prometido a sí misma que su hijo no sería nunca como esos hombres lascivos, ateos y alcoholizados que veía a su alrededor. Seguía una disciplina muy dura castigando a sus hijos, era incapaz de darles el consuelo y el amor de una madre.


Gein no tubo contacto con otros niños, pues todo el mundo suponía ante los ojos de esa madre una amenaza para la pureza moral de su hijo. Así fue durante treinta y nueve años hasta que la mujer murió víctima de un ataque al corazón, dejando tras ella un hombre dependiente, reprimido y sólo, en un mundo que apenas comprendía.





Dos oficiales de la Policía arrestaron a Gein, mientras otros dos se dirigían inmediatamente hacia su granja con la intención de llevar a cabo un registro.








Al pasar dentro, el sheriff sintió como algo le rozaba el hombro, y al volverse se topó con un cuerpo decapitado de mujer con un profundo agujero en el estómago. El cadáver colgaba del techo.La mañana del sábado 16 de noviembre de 1957, Ed Gein asesino a la dueña de la ferretería del pueblo, Bernice Worden, disparándole una bala con su viejo rifle de caza del calibre 22. También en esta ocasión se llevó el cadáver en la furgoneta, dejando el suelo del local encharcado de sangre. Pero esta vez, habría un testigo… el libro de contabilidad. En su última anotación, figuraba el nombre de Ed Gein, a quién habría vendido su último anticongelante.


Después de recuperarse del shock por el horror que habían presenciado, y tras pedir ayuda por radio, los dos hombres volvieron a la casa.


El cadáver colgaba de un gancho por el tobillo y con un alambre le habían sujetado el otro pie a una polea. Habían rajado el cuerpo desde el pecho hasta la base del abdomen, y las tripas brillaban como si las hubiesen lavado y limpiado.


No había duda que el causante de ese terrorífico espectáculo era una persona enferma. Era difícil de creer que un ser humano pudiera vivir allí. Por todas partes se veían montañas de basura y desperdicios, cajas de cartón, latas vacías, herramientas oxidadas, excrementos, revistas pornográficas, de terror y de anatomía humana, chicles pegados en las tazas y una dentadura sobre el mantel de la mesa…


Más tarde, en cuanto llegaron más patrullas, se descubrió en el interior de la casa todo el horror que allí escondía. Había varios cráneos esparcidos por la cocina, unos intactos y otros partidos por la mitad y empleados como cuencos.


Una inspección más detenida reveló que una de las sillas de la cocina estaba hecha con piel humana, como las pantallas de las lámparas, las papeleras, las fundas de los cuchillos e incluso alguna prenda de vestir, como un chaleco o un cinturón formado con pezones humanos.


Había decorado el interior de su casa de madera con esas máscaras confeccionadas con tiras de piel procedentes de auténticos rostros humanos y con los cráneos colgados de las columnas de su cama.Entre los más atroces descubrimientos, se encontraron unas cajas con los restos humanos pertenecientes a diferentes cuerpos sin identificar, el corazón y la cabeza amputada de Bernice Worden en una bolsa de plástico, una colección de nueve máscaras de piel humana con el pelo intacto, de las cuales, cuatro colgaban en la pared que rodeaba la cama de Gein, etc.


La única habitación de la casa que parecía normal era una sellada con tablones en la puerta y perfectamente ordenada… la de su madre. Desde que su madre muriera en 1945, doce años antes, la habitación había estado cerrada con clavos como un sepulcro. Ed explicó a la Policía después de su detención que, después de su fallecimiento, su madre se mantuvo en contacto con él durante más de un año, hablándole mientras se adormecía. Dijo que había sido en esa época cuando desarrolló su fascinación por la anatomía. Le fascinaban los reportajes sobre la operación de cambio de sexo y se planteó el convertirse él mismo en mujer.


Gein declaró que tan sólo recordaba, muy confusamente, haber matado a Bernice Worden, y que los demás restos humanos que se habían hallado en la granja pertenecían a nueve cadáveres que había sacado del cementerio. Explicó que en los últimos años sentía de vez en cuando la necesidad de profanar tumbas, y que en algunas ocasiones incluso conocía a las víctimas en vida y se enteraba de sus muertes leyendo los periódicos. Luego, en la noche del entierro, se dirigía al cementerio, sacaba el cadáver y rellenaba de nuevo la tumba (eso lo pudo comprobar la Policía más tarde, cuando al exhumar las tumbas, algunas de las que Gein había dicho, se encontraban vacías).


Muchos de los objetos domésticos y muebles que se descubrieron a raíz del arresto de Gein, procedían de las profanaciones de tumbas. Unas veces arrastraba cadáveres enteros hasta su casa, otras cortaba las partes más interesantes y se las llevaba como recuerdo.





Los médicos del hospital Central del Estado deciden que el asesino no está capacitado para ir a un juicio y es internado hasta los años 68, cuando después de un juicio que duraría una semana, se le declara culpable de dos asesinatos, pero al aducirse su locura, es de nuevo internado.El 30 de marzo de 1958 la casa de Gein fue clausurada, después de correrse el rumor de que estaba destinada a convertirse en una atracción para turistas como la Casa de los Horrores. De todas formas, su camioneta Ford sobrevivió y se vendió en una subasta pública para ser utilizada en ferias locales con un letrero que anunciaba: “¡El coche de Ed Gein! ¡Vea el coche que transportó a los muertos de las tumbas!”.


Cuando los psiquiatras comenzaron a considerar las posibles razones de su comportamiento patológico, supusieron que se trataba de un caso de “Complejo de Edipo”, que Gein estaba enamorado de su madre y que a raíz de su muerte se obsesionó en buscar a alguien que la sustituyera, pues se encontraron extraordinario parecido entre sus víctimas y su madre. De niño, buscaba el amor de su madre de manera obsesiva, que le era negado una y otra vez, fue así como en su mente se desarrolló una nueva personalidad, un Ed que odiaba a la mujer.


Gein murió por insuficiencia respiratoria el 26 de julio de 1984, tras décadas de reclusión en una unidad psiquiátrica, donde resultó ser un paciente modelo. En la actualidad, sus restos descansan en el cementerio de Plainfield, al lado de los de su madre…
Dejo una canción de la banda de thrash metal Slayer sobre Ed gein .

27 noviembre 2014

Palom the Nightmare Doll



En una expedición de mitos y horror, un grupo de fanáticos del terror, entran a un hospital psiquiátrico que fue cerrado por desconocidas razones, entre ellos estaba yo, un joven fanático de las creepypastas, empezamos a examinar cada habitación que había, yo entre a la habitación 345, estaba todo desordenado y había un espejo roto, me dio curiosidad y empecé a ver más de cerca el espejo, entre los fragmentos había un sobre, con cuidado tome el sobre y abrí el sobre, en su contenido había una carta, y lo que decía era así: “Quien encuentre esta carta sabrá un secreto, que para el ser humano lo considera absurdo e irreal, sabrá un caso no muy conocido, pero que guarda grandes misterios…

Mi nombre es Victoria West, yo estoy hace 10 años en el hospital psiquiátrico, en pocos dias se ejecutara mi sacrificio, los doctores dicen que ya no tengo remedio, pero una persona inocente como yo no debería estar aquí rodeada de gente que realmente es culpable, no puedo escuchar canciones, nunca mas podre olvidar de esa música que sigo escuchando todo el tiempo, varios se preguntan cómo llegue aquí, pues tienes que tener mucha precaución, porque quizás me consideres como una loca desquiciada, pero espero que te quede claro que la respuesta solo dependera de ti...

Yo era muy feliz, tenía todo lo que uno pudiese pensar, una casa, dinero, todo, pero lo que más amaba era mi hermana menor, Melisa, ella tenía 13 años y no era como una niña cualquiera, extravagante y divertida era, siempre mostraba a la gente su hermosa sonrisa, su pelo ondulado de un café oscuro era una envidia para las otras niñas, y sus ojos verdes como la hierba. Ademas en las tardes siempre veia a mi hermana tocando hermosas canciones de piano, pero no solo recordaba es, tambien recuerdo que siempre me decía que yo era lo mejor que le haya pasado en la vida, claro teniendo a papá y mamá.

Un día mi hermana y yo íbamos de vuelta de la escuela, cuando de pronto mi hermana quedo maravillada al ver un teatro viejo y abandonado, ella me dijo que quería entrar, pero le dije que no ya que teníamos que llegar rápido a casa porque papá llegaba tarde de su trabajo, pero ella me desobedeció y entro al teatro, obviamente fui tras ella, no había ningún rastro de ella, hasta que la vi sentada en una silla que conservaba algo de su brillo.

“Melisa, vámonos mama nos va a matar si llegamos tarde”

“Ya voy Victoria” dijo algo distraída

En la hora de cenar íbamos a comer lasaña boloñesa, prefería la vegetariana pero no reclamaba, igual lo comía; todo el mundo estaba en la mesa, menos Melisa que todavía no bajaba.

"Victoria, puedes ir a buscar a tu hermana? Me parece un poco extraño que no venga a comer su plato favorito” dijo mi mamá.

“Ya mama” le respondí.

"Subiendo las escaleras empecé a escuchar la voz de Melisa hablando con otra voz, toque la puerta, cuando entre solamente estaba Melisa al frente de la ventana.

"Con quién hablabas?” le pregunte.

“Con Nadie” me respondió.

"¡¿Cómo que con nadie?! Escuche otra voz que estaba hablando contigo” le respondí un poco molesta.

“¿Viniste a pelear conmigo o decirme que la cena estaba servida hace 5 minutos?”

“A avisarte que la cena estaba hace 20 minutos".

"Baje las escaleras con Melisa, cuando mi mama vio a Melisa puso una cara de molestia.

"¿Por qué no bajaste a cenar?” dijo preocupada.

“No puedo decírtelo” respondió Melisa.

"Mi madre empezó a perder la paciencia.

“¿Por qué no bajaste a cenar?” dijo esta vez un poco severa.

“Estaba hablando con una amiga”

Mi madre se relajo, suspira y dice: “adolescentes y sus cosas de ahora”

Después de cenar, nos fuimos a dormir, yo estaba en mi cuarto ya lista para irme a dormir.

Dormía plácidamente, de pronto escucho una melodía, pareciera que alguien estuviera tocando un violín, miro la hora, 3:45 de la mañana.

“Pero quién diablos toca un maldito instrumento a esta hora” pensé

Me levanto y uso mi teléfono como linterna, tratando de seguir la melodía, encuentro que aquella música provenía del cuarto de mi hermana, miro a través de la cerradura y veo a mi hermana parada frente de la ventana como si estuviera viendo alguien o algo parecido, toco la puerta y la melodía para, se abre la puerta y mi hermana fingiendo estar dormida me dice:

"Oye que te pasa... son las 12:00".

"MELISA SON LAS 3:45 DE LA MAÑANA, Y NI SIQUIERA SABES FINGIR ESTAR DORMIDA".

"Victoria déjame en paz, alguna vez has escuchado la palabra "privacidad?"".

"Oye no me vengas con eso, has estado actuando muy extraño últimamente, ademas deberías dormir."

"¿Y a ti que te interesa que hago yo? A lo mas siempre estás hablando con una amiga y en mas cada día actuamos diferentes y no pienso dormir ni hoy ni mañana ni pasado mañana."

"¿Y por qué no?"

"Porque últimamente he tenido muchas pesadillas más de lo normal, ahora déjame en paz o te acuso con mamá y papá."

La miré de reojo, ahora sí viéndola, estaba un poco pálida y su pelo castaño estaba un poco oscuro, como sea volví a mi cuarto y siento que no estaba sola, sentía esa sensación molesta que alguien te estaba mirando, me dio lo mismo y me fui a dormir.

Llegando a la frontera del sueño, escucho que algo se cayó, de nuevo me levanto y veo la hora 3:45, Porque mi reloj mantuvo esa hora? Seguramente se echo a perder mi reloj, usé de nuevo mi celular, pero también tenía la hora 3:45; con cuidado abrí la puerta, caminé en puntillas y bajé por las escaleras con cuidado, fui al comedor, y enciendo la luz, y adivinen que no había nada, de pronto escucho de nuevo el famoso sonido del violín, subo las escaleras, y me encuentro la sorpresa que al final de las escaleras, había una neblina muy espesa, me pareció raro que la neblina no se expandiera por toda mi casa, y además por que había neblina en mi casa?, tuve mis dudas, hasta que me dio lo mismo y entre, realmente era muy espesa, no podía ver nada, me encuentro con una luz intensa que provenía del cuarto de Melisa, cada vez que me acercaba mas a la puerta el sonido del violín se hacía más fuerte, y no pude controlar mi curiosidad, así que entre, todo estaba ordenado, a diferencia de mi cuarto que siempre lo dejo desordenado, como sea no había nadie que estaba tocando el violín, tampoco estaba Melisa tocando piano. De pronto comenzó a darme más sueño y empecé a luchar en no quedarme dormida, por cada parpadeo el cuarto perdía color, hasta que dejé de parpadear y la habitación se volvió totalmente blanco y negro, detrás de mí se cerró bruscamente la puerta, me entró el pánico y traté de gritar, pero no podía, me toque la cara, miro mis manos y veo que estaban cubiertas de sangre, rápidamente me veo en el espejo y estaba “llorando” sangre, di unos pasos atrás y toco algo, miro hacia arriba, mis padres estaban colgados, no tenían ojos y alguien les corto la mandíbula, QUISE GRITAR PERO NO PUDE!!, parpadeo por ultima vez y abundo un silencio muerto, no se escuchaba ni siquiera mi respiracion, pero ese sonido fue interrumpido por el sonido de un piano con la del violin. Me asuste al escuchar un sonido como la de un zombie, me giro lentamente; entre las sombras y la espesa neblina apareció Melisa, pero sus extremidades estaban amarradas tal como una marioneta y tenía muchos moretones, siento una sensación en mi garganta, e involuntariamente vomito algo negro, era…tinta? QUE ESTA PASANDO, QUIEN HIZO ESTO? Llego un momento en que la musica del piano paro, pero siguio el sonido del violin. Melisa levanta la mirada, apunta a un rincón del cuarto y con su voz muerta dice: “está detrás de ti” no quería mirar hacia atrás, pero siento que alguien me estaba girando contra mi voluntad, miro hacia el rincón, habían unos ojos amarillos brillantes,de la nada el sonido del violín llego a una nota tan alta que no podía soportarlo, el cuarto empezó a derrumbarse, y la figura misteriosa con una voz fantasmal femenina dice:“Is the moment of the show”al terminar la frase, la figura se abalanza hacia a mí y es ahí justo cuando despierto de un golpe, temblando miro la hora y eran las 4:30, todo fue una pesadilla, pero eso no significaba que se me quitaba esa sensación de que estas siendo observado, fui a mi baño, me lavé la cara y me fui a dormir, esperando que no me tocara otra pesadilla.

Al otro día, en la escuela estaba muerta de sueño, me empecé a quedar dormida, hasta que: “Señorita West, me podría decir cuál es el segundo órgano más grande que poseemos? De nuevo desperté a golpe y digamos que lo único mas incomodo es que todos mis compañeros me estaban viendo, “El hígado” respondí con un bostezo, mi profesor me queda mirando y de pronto me dice: “Quiero que me espere afuera, los demás trabajen en la página 230 del libro”. Mientras que los demás trabajaran, yo tuve que salir a hablar con mi profesor, me pregunto por qué se me estaba quedando dormida en la clase?, le conté toda mi pesadilla y bueno…digamos que quedo sorprendido, me dijo que fuera a hablar con un psicólogo, además pediría al director para que me retiren. Prepare mis cosas, tomé mi mochila y esperé en la entrada del colegio, de pronto escucho un llanto y una risa, veo al patio de juegos del colegio y veo a mi hermana reírse de una niña que estaba llorando, era Katie, una niña popular de la escuela; veo que las amigas de Katie estaban realmente asustadas, después Melisa se va a la cafetería, unas de las amigas de Katie me vio, era Fabiola la ex-mejor amiga de Melisa, ahora por que terminaron su amistad? No lo sé, corrió hacia mí y con voz temblorosa me dice: “Tu hermana, me está dando miedo, como supo todos los problemas intra familiares de Katie, y empezó a insultarnos mucho, me enoje tanto que quise darle una bofetada, pero lo esquivo y me mordió, en serio…¿Que le pasa a Melisa? Salió corriendo y la perdí de vista, se me vino a la mente la pesadilla, y me di cuenta que tenía mucha relación con el problema que se formo ahora, “con que…mi hermana sabe cosas que no debería saber…Me debe unas buenas explicaciones” llego el auto de mi mamá y me fui.

En mi casa, sentada en la ventana, espere y espere a mi hermana, al fin llego el autobús escolar.

Escucho que estaba subiendo las escaleras, con mucha precaución estiro la mano y justo cuando mi hermana pasa por mi habitación, la tomo del brazo y la tiro hacia mi cuarto, una vez dentro cerré la puerta con seguro, mire a Melisa, estaba distinta, su pelo estaba más oscuro que antes, estaba pálida y sus ojos eran de un verde muy oscuro, casi negros.

En serio Melisa porque lo hiciste? Le dije impaciente.

“DE QUE DEMONIOS ESTAS HABLANDO?”

“No me vengas con tus tonterías, desde que entraste a ese teatro, has estado actuando últimamente muy extraña”

“AAh, te refieres con el incidente de esas perras no? Si solamente me defendí”

“Mmm, interesante, ahora…Como tu supiste todos los problemas intra familiares de Katie?

"Melisa empezó a ponerse un poco nerviosa.

“¿Quien te dijo todos los problemas de Katie, Melisa?"

“No lo diré”

Saque mi celular y empecé a marcar.

“A..A...¿A quien llamas?”

“A mamá, y si es necesario a papá, si no me dices quien fue, entonces les contare todo lo ocurrido”

Melisa se puso más nerviosa, hasta que…

“¡¡¡YA BASTA, BASTA, ESTA BIEN TE LO DIGO, FUE PALOM, ELLA SOLO ME AYUDABA, LA ENCONTRÉ EN EL TEATRO Y ELLA NOTO MI TRISTEZA Y ME PROPUSO SU AYUDA, ACCEDI Y PALOM ME DIJO TODO LO NECESARIO PARA DEFENDERME!!!” dijo Melisa desesperadamente

Quede sorprendida…jamás escuche algo como eso, corte la llamada, Melisa enojada y con las lagrimas cayendo me dice:

“¡¡¡AHORA GRACIAS A TI PALOM SE ENOJARA CONMIGO, HAZME UN FAVOR Y NO ME DIRIJAS LA PALABRA, NO ERES UNA HERMANA PARA MI, ERES OTRA PERRA COMO KATIE Y SUS OTRAS AMIGAS DE MIERDA!!!”.

Con esto Melisa se va de mi cuarto y quede putrefacta, que he hecho o más bien que fue lo que le hizo esa tal Palom a mi hermana…solo había una opción iré a las 3:45 de la madrugada para ver quién es realmente Palom.

En la noche, a las 3:45, empecé a escuchar de nuevo la música y me quise preparar para acabar con todo esto.

Lleve mi celular, una linterna y unos cuchillos, unos me los escondí en las botas y otros en el chaleco, armada hasta los dientes, me asomé a la puerta y vi que la puerta del cuarto de Melisa estaba abierta, después vi a Melisa caminando hacia la entrada de la casa, pensé si Melisa era sonámbula, hasta que me di cuenta que estaba con los ojos abiertos era como si la música la hipnotizada; decidí seguirla, después de unas largas cuadras por fin llegue al feo teatro que Melisa se había encontrado con la tal Palom, entre al teatro y la sinfonía del violín se hacía más fuerte, y de pronto veo a Melisa que entraba al escenario me asome para ver y lo que vi me dejo la carne de gallina, vi a una niña de unos 16 o 19 años tocando un violín negro, su pelo negro estaba amarrado con una trenza al lado, en su cuello había una pajarita, vestía de una blusa blanca de manga corta con una chaqueta negra de cuello en V sin mangas, tenía una falda negra, unas calzas de cuadros blancos y negros y por ultimo unos botines militares negros, empecé a caminar sigilosamente hasta que aquella figura paró de tocar la melodía y dijo:

“Melisa, ¿Quién te obligo a ponerte triste?”

“Fue Victoria, me obligo a decir todo el plan, no te enojes por favor” respondió Melisa

“¿Por qué me enojaría contigo, cuando debería enojarme con tu hermana…que te hizo sufrir y entro a mi teatro sin mi permiso? Pregunto la muñeca.

“Hice lo que tú me dijiste Palom, traer a mi hermana”

Justo ahí la muñeca mostro su rostro, los costados de su labios estaban cocidos formando una sonrisa y además sus puntos lagrimales estaban unidos a su sonrisa, habían unas pequeñas heridas que tenía en su cara, pero lo que más me llamaba la atención eran sus grandes ojos negros con el iris amarillo. De pronto sentí una fuerza que me empujaba e hizo que llegara hasta ella, la muñeca se acercaba hacia mí y me dice: “Victoria te estaba esperando, tu hermana me conto mucho de ti” dijo ella. “¡¿Qué le hiciste a mi hermana marioneta de mierda?!” le grite. Ella no respondió, me miro y me mostró una sonrisa, sus dientes eran delgados y muy afilados como agujas, ella me dice: “Oh Victoria, tu hermana solamente quería ser feliz, pero no podía, porque era la sombra de su hermana, siendo también el blanco de las burlas y sus estúpidos padres no se preocupaban de ella, pero como dicen algunos, todo acto malo tiene su castigo, y la protagonista de todos sus problemas eres tu Victoria ¿verdad Melisa?” Mi hermana se dio vuelta, solté un grito, ERA HORRIBLE, su boca estaba muy abierta, sus ojos estaban negros, su pelo estaba negro y seco; Palom la empujó e hizo que se cayera, se rompió como un plato de porcelana, y además empezó salir sangre, Palom empezó a reírse malévola mente. “¡¡¿¿Qué le hiciste a mi hermana y quién diablos eres en verdad??!!” le grite. “jajajajajaja, permíteme presentarme, soy Palom the nightmare doll y sería un gran placer que escucharas una canción que escribí especialmente para ti…jajajajajajaja”. De pronto todo empezó a temblar sonaba una melodía horrible, sonaban muchos instrumentos: tambores, trompetas, flautas, arpas, TODO, quería sacarme los oídos; y de un parpadear de ojos ella estaba cara a cara conmigo, me di cuenta también de que ella no tenia sombra, ella me puso un machete en el cuello quería sacar algunos de los cuchillos que había traído, pero ¿DONDE ESTABAN? “Si en cuanto a los cuchillos, no permito traer esas cosas al show, ahora quédate en silencio…IS THE MOMENT OF THE SHOW"

Estaba perdida no podía hacer nada, cerré los ojos por unos segundos, cuando los abrí estaba acostada en una cama de un hospital psiquiátrico, sudando, pero ¿Por qué me encontraba aquí? , ¿Todo esto habrá sido alguna pesadilla? Llego un doctor a la sala y para aclarar mis dudas pregunto: "Disculpe, pero ¿por qué exactamente me encuentro aqui?" “Victoria le recuerdo que usted mato a su hermana con cuchillos” me respondió Estaba extrañada, el doctor me puso un video de las noticias que mostraban que YO mate a esas personas, y también mostraban los cuchillos ensangrentados. “¡¡¿¿Qué??!!, “¿Cómo es posible? fue esa muñeca” “¿Cómo dice? Victoria tu misma fuiste testigo de que mataste a tu hermana, la policía pensó que fue por algún problema fa

Dibujo que estaba en el sobre

miliar” Justo ahí en el vídeo salí yo, pero estaba despierta y… ¿Sonriendo?, pero no recordaba esa escena. “¿Y mis padres están bien? El doctor me mira con cara de lastima y me dice: “Encontraron a tus padres descuartizados y colgados en un árbol y también encontraron a dos jóvenes que fueron destripadas y decapitadas, eran Katie Jones y Fabiola Stevenson, lo común en todos los cadáveres es que no tenían corazón, y no se sabe donde están escondidos". Hice caer el control remoto, y justamente ahí escuche de nuevo la sinfonía del violín y además escuche una risa, vi por la ventana, estaba ella tocando su violín y en su cintura tenía un cinturón con su machete, además en sus manos tenia uno de los corazones de las víctimas, lo apretó tanto que el órgano empezó a pudrirse y volverse una masa

asquerosa, tan sorprendente aquel acto de maldad que me desmayé y escuche voces de los doctores y de las enfermeras. Ahora que sabes esta historia tienes el riesgo que tarde o temprano Palom the nightmare doll te encuentre y hará que tu muerte sea el momento del show.” Quede realmente asustado, aunque es

ta persona Victoria, estaba en este hospital por alguna razón, en el sobre había otro papel y e

ra unos bocetos de Palom the nightmare doll. Me reuní con los otros integrantes y les conté sobre la historia, a pesar de que la historia daba miedo, no se la creyeron, escuchamos un grito desgarrador, fuimos donde provenía el grito, me arrepiento de haber ido, unos de los integrantes desapareció, solamente encontramos una masa asquerosa, lo miramos un poco más y era el corazón , uno se desmayo,

otro vomito; note algo raro en un espejo aparecía escrito “Is the moment of the show” que en español significa “ES EL MOMENTO DEL ESPECTACULO”.

Años después, desde aquel momento de la expedición no he parado de investigar sobre Palom the nightmare doll, pero es muy difícil encontrarla no hay nada en internet que me ayude a lo más me he encontrado con imágenes de criaturas y muñecas diabólicas, pero no salía nada, dias despues mis

amigos y yo teníamos que hacer un trabajo de la secundaria, consistía en describir una obra de arte, todos encontraron menos yo, me paseaba y habia muchas pinturas, pero ninguno me llamo la atención...llego un momento en que me quede paralizado, en dos obras de arte aparecía algo muy similar que podia tener relación con la muñeca, un demonio tocando violín al lado de un hombre dormido y en el otro también aparecio otro hombre pero detras de la persona estaba la muerte tocando violín. 

Al parecer a otras personas le han pasado lo mismo, en especial musicos, para algunos sera real, para otros sera solo mentira, me queda poco tiempo para resolver este rompecabezas, ayudenme a encontrarla, aun asi es real esta historia?, deberian creerme? bueno aquellas respuestas solo se respondera dependiendo de cada uno de ustedes.

25 noviembre 2014

Las últimas fotos de Maisie Deacon


A veces las cosas que más dan miedo en esta vida no son las que pueden llegar a pasarnos de manera concreta. Como morir en un accidente o un secuestro, sino de lo que sucede de manera inexplicable.
Lo cual me hace pensar que aveces no es bueno jugar con aquello que no conocemos o es sobrenatural, aún cuando no creamos en ello. Es mejor guardar algo de respeto.
Esta historia es real, se trata de las ultimas fotos que le fueron tomadas a una joven de apenas 11 años de edad. Su nombre Maisie Deacon.
23 De octubre de 1991.
Una mañana aparentemente normal para Isabel, la hermana mayor de Maisie. Ellas siempre fueron muy unidas e isabel la conocía más que nadie como era su hermanita de ocurrente y creativa.
Esa misma mañana Maisie se encontraban afuera de la casa haciendo lo que pareciera luchar con alguien que la estaba tomando contra su voluntad, forcejeando como si se tratara de una broma.
Isabel al verla decidió que seria divertido tomarle una foto con aquella antigua, complicada y pesada cámara. Cuando Isabel tomó la foto no se encontraba nadie más en aquel lugar que su hermana y ella.
Pero al momento de tomar la foto fue noqueada por lo que al parecer sintió como una ráfaga de viento muy fuerte. Cuando se despertó se dio cuenta de que su hermana ya no estaba en ninguna parte.
Isabel asustada se dio cuenta que en aquella horrible situación nada andaba bien, ya que al despertarse se encontró con un cráneo humano.
Como era de suponerse se dio aviso a las autoridades sobre la desaparición de Maisie Deacon de 11 años. Las ultimas fotos de ella revelaban a una misteriosa figura oscura que sujetaba a la pobre niña contra su voluntad con un brazo y que sostenía en la otra mano un cráneo aparentemente humano y muy probablemente el que fue encontrado.


Al realizarse los estudios de la arcada dentaria surgió un mórbido resultado. Aquel cráneo humano pertenecía a nada mas ni menos a Maisie.
La figura oscura y encapuchada jamás fue identificada.

08 noviembre 2014

La casa.


-No sé si realmente pasó, no quiero pensar en ello, cuando no se piensa en algo, ese algo no existe, desaparece, muere… No quiero pensar en ello, sin embargo, no puedo evitarlo..Al abrir los ojos esa mañana no sabía si había sido un sueño, un horrible sueño, o en verdad había sucedido. Si fue un sueño, ¿por qué tengo estas heridas?; si pasó en verdad, ¿cómo llegué a mi cama? Las leyendas urbanas nunca las he creído, nunca me han inmutado. No sé qué pensar, no quiero pensar…La casa era enorme, la madreselva la cubría casi en su totalidad, decenas de ventanas con cortinas negras parecían mirarte como miran los ojos vacíos. Había jardines grandísimos con docenas de árboles, altos y de follaje tan espeso que el sol no lo atravesaba; todo en esa casa era lúgubre y frío.Atravesé los jardines, sin prisa, observando los estanques y fuentes cubiertos de lirio acuático; no sentía miedo, no había razón para sentirlo, (o eso creí). Llegué a la puerta principal que estaba abierta, escuché una música, ligera y muy tenue, la seguí atravesando el salón principal, subí y bajé tantas escaleras que ya no sabía si estaba arriba o abajo, demasiadas habitaciones, demasiadas puertas, salones enormes…En otros tiempos debió ser una mansión muy lujosa con sus pisos de mármol y retoques en madera, con candelabros gigantescos iluminando cada salón, con muebles de época y sirvientes todos vestidos impecablemente…Ahora todo estaba lleno de polvo, moho y ratas. ¿Quién querría vivir ahí? ¿Quién soportaría ese olor? ¿Olor? Sí, como de sangre, como de muerto…“Cientos de cadáveres apilados junto a las jaulas donde están las próximas víctimas, sólo unos pocos han salido de ahí con vida, pero están dementes: se creen felices después de haber estado en ese lugar y vivido aquel horror.”Relatos de la casa última de la calle. Nunca los creí.La música cada vez se escuchaba más cerca, al igual que el olor se intensificaba. Un impulso me obligaba a continuar, a abrir cada puerta, revisar cada habitación, las cocinas, bibliotecas, todo hasta encontrar…La última puerta, desvencijada y oculta al fondo de un corredor larguísimo, era la adecuada. Despacio la abrí. No hizo ruido. Bajé las escaleras, que no crujían como pensé. Todo era silencio, y como si flotara, no hacía el menor ruido, sólo la música, y el hedor. Llegué abajo y lo vi…Un sótano tan grande como la casa misma, el piso lleno de sangre seca, una alfombra gruesa de sangre seca; lamentos de personas en agonía eran la música que escuchaba, distorsionadas por el eco; cadáveres de hombres y mujeres, cientos o tal vez miles, provocaban el hedor.En los rostros de todos ellos podía verse que sufrieron lo indecible, con heridas por todo el cuerpo, otros en realidad estaban mutilados y sus miembros faltántes apilados también:Brazos, piernas, dedos, todo en otra pila tan enorme como la primera. Del lado opuesto había jaulas, incontables jaulas con personas dentro. Sufrían, pero ninguna de las jaulas tenía cerrojo o candado alguno. Sin embargo no huían. ¿Por qué? Algunos se herían a sí mismos, con uñas y dientes o golpeándose contra la reja.Otros, en su delirio creían que alguien más era quien los hería; algunos se aislaban haciéndose un ovillo, curiosamente eran los que tenían las jaulas más grandes, y en contraste había jaulas muy pequeñas en las que evidentemente estaban quienes sentían claustrofobia.Noté que todos sufrían por decisión propia: todos podían salir y ninguno lo hacía.Al fondo del sótano, enormes estantes con frascos llenos de formol, cada uno contenía algo; algo que ya había notado les faltaba a todos los cadáveres y que indudablemente los enjaulados perderían en cierto momento.Miles de corazones en los frascos de formol. Todo aquello era una verdadera carnicería. Miles de frascos, cadáveres, víctimas… ¡Una locura..!Al centro, todo instrumento utilizado en aquel horror sangriento: tenazas, pinzas, sierras manuales, cuchillos, tijeras, de todo: instrumentos quirúrgicos y rudimentarios; para matar de golpe y poco a poco, alambre de púas, cables con corriente, que aún tenían carne quemada adherida debido a la descarga.Había también un caldero enorme de cobre, donde se estaba hirviendo carne en un asqueroso caldo de sangre y agua, y a un lado una mesa puesta para un servicio:Un plato para sopa, un plato plano, una copa alta, un juego de cubiertos para carne y postre. Todo listo para servir lo que se guisaba en el caldero de cobre.Quise salir de ahí, correr y huir de esa carnicería humana, el olor de la sangre el olor de la carne putrefacta, de los desechos de los enjaulados, el formol… Era nauseabundo; sentí vértigo y caí, me arrastré por el piso, sobre la alfombra de sangre seca.Tenía la vista nublada, no podía incorporarme, boca abajo en el piso y con la fuerza agotada lo vi, entre sombras distinguí su figura, borrosa; se acercó a mí, escuché su risa hueca.Sentí sus manos grotescas levantarme en vilo. Supe que era inhumanamente fuerte.Su cuerpo bofo y amorfo tenía movimientos torpes, su respiración calentaba el lugar y su aliento era tan fétido como todos los olores de ahí juntos. Sus ojos rojos, brillaban en ese enmohecido y oscuro sótano.Fueron lo último que distinguí antes de que me arrojara a una jaula pequeña. Se rió por segunda vez y se alejo.El ruido me hizo despertar. El olor de todo aquello irritaba mis ojos y garganta, sentí que me desmayaría de nuevo. Escuché cómo arrastraba un cadáver, luego, el ruido de cuchillos y sierras cortando carne y hueso. Nada.De nuevo el ruido, pero ahora eran los instrumentos para cirugía, sacaría el corazón. En ese momento todo el lugar pareció contener la respiración: los lamentos cesaron, el puchero que hervía dejó de hacerlo, las ratas callaron su agudo chillar.Se oyó un gemido apagado y todo volvió a su horrenda armonía. Volví a desmayarme. Al Despertar lo escuché comer; supuse, el guiso que hervía cuando llegué, luego la carne recién cortada, tan sólo pensarlo me hizo vomitar.Quería morirme o poder escapar, pero no podía, “debía” seguir escuchando. Recordé que las jaulas no tenían ningún candado, y quizá donde yo estaba tampoco, pero no podía moverme. No quería…“Lo que hay en la casa es un ser que se mete en tu cabeza y busca entre tus deseos y miedos, toma la forma necesaria para seducirte, y que llegues a él. Para divertirse con tu dolor o devorarte desde adentro. Una vez que te elige, no puedes hacer nada, serás el próximo…”

Ya no me parecían cuentos tontos. Sentí un nuevo mareo. Lo escuche venir hacia mí…Abrí los ojos y estaba en mi cama, el hedor de ese lugar aún estaba en mi nariz.¿Fue un sueño?

No quiero pensar en eso, tal vez con el tiempo lo olvide y crea que fue un sueño… tal vez con el tiempo sea yo quien cuente la historia. No quiero mirar al final de la calle, no quiero ver esa última casa… Las heridas. No quiero mirarlas. Sólo ellas me harán dudar si pasó o no, si soy o no parte de esa leyenda urbana…

30 octubre 2014

Jeffrey Dahmer - El Carnicero de Milwaukee



Jeffrey nació el 21 de mayo de 1960 en el hogar de un matrimonio problemático compuesto por un conocido investigador químico y una neurótica emotiva y autocompasiva. Infant DahmerEra un niño tímido y solitario que temía el abandono y daba la impresión de estar desamparado.

El joven Jeffrey no hacía más que gritar pidiendo atención desde la temprana edad, aunque fuera subconsciente. Pero esos gritos no fueron oídos por unos padres demasiado absortos en sus propias guerras personales durante un amargo divorcio que dejó al niño con la sensación de ser abandonado.

Pronto se interesó por la anatomía animal. En el sótano de su casa guardaba un montón de huesos de conejos, pollos y otros animales, sintiendo gran curiosidad por verlos dentro de los animales vivos que manipulaba. Su familia cambió de vivienda seis veces antes de establecerse en 1968 en Ohio. La mayor parte de su infancia la pasó escondido en un cobertizo de madera en una colina cazando insectos en frascos y conservándolos en formol. Luego pasó a las ardillas, mapaches y otras piezas más grandes, transportando los cuerpos hasta el bosque, donde los dejaba pudrirse. Luego sumergía los restos en lejía para limpiar y blanquear sus huesos.

Su madre, tras una temporada en el hospital, tubo que guardar cama por el resto de sus días por haber ingerido enormes cantidades de tranquilizantes y otras drogas, hecho que ensimismaría a Dahmer en un aislamiento inquebrantable.

A los once años ya hablaba de manera monocorde. Se convirtió en un solitario, balando como una oveja en el aula de clase o comportándose como un retrasado en las tiendas para llamar la atención de sus compañeros. También comenzó a beber y a masturbarse compulsivamente utilizando revistas para homosexuales o mirando las entrañas de los animales que cazaba. A los dieciséis años solía ir borracho a clase, donde tenía un solo amigo que era proveedor de marihuana y con quien se colocaba a diario. El joven se refería al alcohol como su ´medicina´, un tónico autorrecetado con la intención de calmar sus momentos de angustia. Y ese alcohol a su vez, alimentaba su inclinación hacia la excentricidad.
.



A los diecisiete años, tras observar un joven que a diario pasaba haciendo jogging delante de su casa, sintió un deseo desenfrenado de poseerlo. Como no se atrevía a abordarlo para entablar una conversación, optó por coger un bate de béisbol y se dispuso a esperarlo con la idea de atacarle cuando pasara, pero afortunadamente el joven dejó de ir a correr por esa zona, salvándose de haber sido una primera víctima del atormentado Jeffrey Dahmer.

Al año siguiente, su padre abandonó el hogar, y al poco tiempo, el 18 de junio, el chico se venga recogiendo en la carretera a un autoestopista, a quién llevó a su casa y asesinó, luego metió el cuerpo en un saco de basura y lo arrojó por un barranco.

Después de esto, entró en una crisis depresiva y renunció a seguir viviendo, pero su padre lo envió a la Universidad. Allí también fue rechazado por su contínuo estado de embriaguez, y en diciembre de 1978 su padre lo obliga a alistarse en el ejército, pero sus continuas borracheras no cesan. Al licenciarse va a vivir con su abuela, en donde muestra una posible reinserción, pues comienza a ir a la iglesia, a leer la Biblia e incluso reduce su dosis de alcohol y encuentra trabajo en una fábrica…

Pero poco le duró esa vena. Al poco tiempo comenzó de nuevo a masturbarse insistentemente e incluso robó un maniquí de una tienda, que le hacía las veces de compañero sexual. También empezó a frecuentar las saunas de Milwaukee, en donde se daban cita algunos homosexuales para tener relaciones anónimas e impersonales, pero le resultaba difícil conseguir la erección mientras sus parejas estaban despiertas, por lo que optó por drogarlos con somníferos antes de mantener una relación sexual.

Después de esto, ninguno de sus amantes cuando volvían en sí querían volver a saber más de él, por lo que creyó más oportuno buscar un cadáver para satisfacer sus instintos sexuales.

Esa misma noche, tras asistir al funeral de un joven de dieciocho años, fue a desenterrarlo al cementerio, pero no lo consiguió porque el suelo estaba congelado debido a las bajas temperaturas.

En septiembre de 1986 es arrestado por exhibicionismo indecente, lo que desembocó en su primer análisis psicológico, en el cual se le diagnosticó una personalidad peligrosa.

Un año después mataba por segunda vez. Esta vez se trataba de un joven negro al que ofreció una bebida dopada. Dahmer se despertó al día siguiente encima de un cuerpo ensangrentado, pero afirma no recordar nada de lo que pasó aquella noche. Lo que sí revive es cómo tras levantarse mete el cadáver en el armario y sale a comprar una gran maleta para trasladar el cuerpo a casa de su abuela. Allí cuenta que lo guardó en el sótano y lo desmembró, envolviendo la cabeza en una manta y guardándola en una estantería para hervir más tarde el cráneo y blanquearlo.

Después de eso, Dahmer comienza a matar siempre que tenía ocasión. Seguía el mismo modus operandi: primero el flirteo ofreciendo dinero a cambio de sexo, luego les ofrecía bebida con somnífero y finalmente los estrangulaba. Después de matar a su víctima se quedaba abrazando el cadáver, pensando en cómo conservar las cabezas y formar una especie de altar en su habitación, adornada con huesos.

Dahmer seguía la predecible pauta de los asesinos en serie. Empezó matando cautelosamente, asustándose por sus crímenes. Luego el ritmo aumentó y se convirtió en una máquina de matar más efectiva. Está más que demostrado que estos asesinos con el tiempo se vuelven arrogantes y despreocupados, convencidos de que no pueden ser apresados por ningún ser mortal, creyendo tener máximo poder y autoridad sobre los demás.

Dahmer mostraba muchas características de asesino organizado: acechaba a sus víctimas, les engañaba para llevárselos a su apartamento con la promesa de dinero y favores y después de la muerte ocultaba las pruebas de los crímenes, pero también daba muestras de ser un criminal desorganizado: realizaba actos sexuales con sus víctimas después de la muerte, consumía su carne y sangre, las mutilaba y conservaba algunas partes como recuerdos. Esta mezcla de delincuente organizado y desorganizado es lo que se denomina un asesino ´mixto´.

En una ocasión, una de sus víctimas logró marcharse antes de que las drogas surtiesen efecto, y la Policía efectuó un registro de la casa, pero afirmaron no haber hallado nada…

El 30 de enero de 1989 fue declarado culpable de atentado contra el pudor en segundo grado, por seducir a un menor de 13 años con propósitos indecentes, y antes de comenzar a cumplir la condena de un año de cárcel, mató otro joven, guardó el cuerpo en el cuarto de baño y para su mayor satisfacción sexual lo mutiló y le pintó el cráneo con aerosol.

En marzo de 1990 se trasladó a vivir a un deteriorado piso, en dónde adquirió una larga mesa y dos grifos de plástico para extender los cuerpos de sus víctimas. Allí tomaba fotos de sus amantes con una cámara Polaroid una vez muertos. Luego, congelaba los órganos, comía parte de la carne y hervía el resto en una enorme olla antes de echarlos en un gran contenedor de basura preparado con ácido.

Normalmente, el caníbal rajaba los cuerpos desde el cuello hasta la ingle frotando las vísceras para procurarse un mayor placer sexual, pero llegó un momento en que este placer no era suficiente y con sus víctimas pensó en crear ´zombis´ o muertos en vida que pudiera conservar sin que se deteriorasen, agujereando los cráneos e inyectándoles un líquido.

A veces se bañaba en compañía de los cadáveres. En la nevera guardaba los corazones, en el congelador las cabezas, en el fichero los cráneos y en la cama un cuerpo descompuesto. Así lo contaron los policías que registraron su casa horrorizados una vez que lograron arrestarlo el 23 de julio tras la denuncia de una víctima que logró fugarse de su casa.

El joven, atado con unas esposas, había alertado a la Policía diciendo que un hombre con un cuchillo le había amenazado con arrancarle y comerle el corazón.

Cuando la última víctima escapó de su apartamento en medio de la agresión, el asesino aguardó tranquilamente a que llegara la Policía y no hizo ningún esfuerzo por destruir u ocultar la gran cantidad de pruebas que guardaba en su domicilio: centenares de fotografías de sus víctimas tanto muertas como vivas, cráneos y partes del cuerpo en bidones, cajas y en el congelador.

Según su abogado, si no se había resistido es porque deseaba terminar con todo aquello. Deseaba ofrecer a la Policía una declaración completa de lo que había hecho, puesto que no podía culpar a nadie salvo a él mismo.

Según Park Dietz, psiquiatra forense que actuó como consultor en el estudio sobre asesinos en serie del FBI, Dahmer encaja perfectamente en la subcategoría que se denomina ´marginal´: una persona propensa a la furia asesina si cree que está siendo abandonada, con una perversión capaz de realizar actos sexuales con la víctima una vez muerta. El desorden de esta personalidad marginal está marcada por el miedo al abandono y la incapacidad de tolerar el aislamiento o el aburrimiento. Una teoría habitual es que puede relacionarse con abusos en la infancia. La gente que teme el abandono puede sentirse ultrajada cuando alguien que desean que se quede va a marcharse. En este sentido, el asesino en serie normal llega a serlo por su carácter antisocial o por tener fallos de carácter y también a través de desviaciones sexuales, normalmente sádicas y necrofílicas.

Muchos niños que no reciben la atención que ansían en casa, la buscan en la escuela. Dahmer lo hizo con sus extravagancias y su comportamiento muchas veces cómico, pero terminó siendo marginado. No sólo se sintió fracasado en su casa, también en la escuela, en la Universidad y en el Ejército. Era evitado y humillado, puesto de lado. Eso debió dejarle con una terrible sensación de angustia y desamparo. Por ese motivo proyectó sus sentimientos sobre sus víctimas. Las humillaba, las descuartizaba y luego las dejaba de lado también.

El juicio comenzó el 27 de enero de 1992. Desde el principio quedó claro que le impulsaba un trastorno mental, a pesar de que él hacía todo lo posible por disimular su trastorno.


En el juicio, Dammer no solo se mostró sincero y cooperador sino también arrepentido y consciente del mal que hizo. Por eso en vez de la muerte se le dio 900 años de cárcel, aunque en 1994 otro recluso acabó con su vida
.

Dahmer se mostró tan sincero y cooperador como muchos otros asesinos en serie, sin embargo ni él mismo podía entender cómo había sido capaz de cometer todas aquellas atrocidades. Todos los presentes pudieron darse cuenta de hasta qué punto sus compulsiones y fantasías se habían apoderado de su mente, empujándole a seguir asesinato tras asesinato.

Después del veredicto habló por primera vez al tribunal diciendo: “Señor juez, todo ha terminado. Me siento muy mal por lo que hice a esas pobres familia y comprendo su merecido odio. Asumo toda la culpa por lo que hice. He hecho daño a mi madre, a mi padre y a mi madrastra, pero les quiero mucho.”

El Carnicero de Milwaukee fue sentenciado a un mínimo de 900 años, pero murió en la cárcel en 1994 asesinado a golpes por un recluso. Tras la noticia, los padres de Dahmer se pelearon por la posesión de su cerebro llegando incluso a enfrentarse ante los tribunales. La madre deseaba vendérselo a un hospital de investigación mental, mientras que el padre sólo deseaba enterrarlo lejos de todo el mundo y de su memoria.

También los parientes de sus víctimas, representados por un abogado, consiguieron hacer negocio con los utensilios utilizados por el asesino para trocear y desangrar. Su nevera se subastó públicamente, al igual que todo tipo de cuchillos, sierras, picadoras y taladros.

Un grupo de ciudadanos de Milwaukee compró el lote completo con intención de montar un “museo de los horrores” para la atracción de los turistas, pero al final no se atrevieron a llevar a cabo el proyecto y destruyeron el macabro legado del caníbal.
Aquí dejo una canción de la banda  americana de thrash metal Slayer sobre Jeffrey  Dahmer






28 octubre 2014

Alguien te vigila



¿Alguna vez han tenido esa sensación al despertar a mitad de la noche? Esa sensación que te hiela la sangre y luego de eso empiezas a sentir que alguien te vigila desde la oscuridad. Muchos creen que eso es solo producto de tu imaginación pero créanme no es nada de eso......

Yo sé ustedes me han de creer un loco y no los culpo, desde que tuve ese incidente mi vida cambio por completo, todos me categorizaron por un demente, un antisocial,…….. Un acecino.

Ahora estoy aquí pudriéndome en este asqueroso hospital mental y la única manera de comunicarme con el mundo es por medio de estúpidas cartas.

Pero…ahora mismo te debes de estar preguntando… ¿Quién es este tipo? , ¿Por qué está encerrado en aquel lugar?. Bueno pues la respuesta es muy fácil.

Para empezar mi nombre es Tom yo era un estudiante común y corriente iba en 1° semestre de preparatoria, yo era el mejor de la clase mis notas eran las más altas, tenía unos padres que me amaban y una linda novia todo era como un sueño nada podía detenerme. Pero una noche luego de un extenuante día escolar me estaba cepillando los dientes cuando una sensación recorrió mis talones sentí un cosquilleo como si alguien pasara una especie de hoja o pluma por mis pies me rasque el talón y no le tome importancia.

………..

A la mañana siguiente desperté heche un vistazo a mi cuarto antes de levantarme, estaba un tanto sucio con ropa tirada por ahí y por acá y mi escritorio con una pila de papeles regados.

Me levante de mi cama pero…. Sentí un leve dolor en mi talón, el mismo talón donde había sentido aquel cosquilleo anoche, alce mi pie del piso y comprobé que en ese lugar había 3 rasguños, pero no como cualquier rasguño torcido y con tan solo un poco de sangre. Este eran tres líneas perfectas sin defecto alguno, estos rasguños no eran nada profundos más sin embargo de ellos salía demasiada sangre entre en pánico y llame a gritos a mi madre, no paso más de un minuto cuando ella entro en mi habitación corriendo

Ella me dijo con voz preocupada -¡hijo!, ¡hijo!, ¿Qué tienes?- le mostré mi talón y ella se quedó pasmada ante la imagen de mi talón sangrante, y luego de un silencio que me pareció eterno ella me hablo con voz temblorosa –tal vez……..tal vez haya sido un animal- dijo incrédula –será mejor que te laves la herida y te apures para alcanzar el bus de la escuela- yo asenté con la cabeza así que mi madre salió del cuarto para dejar vestirme asolas.

Me peine me puse la ropa que encontré, bajé al baño, me lavé la herida y subí al bus para ir a la escuela.

Esa noche me puse a pensar en lo que ocurrió esa mañana y pensé que lo más probable era que solo fuera un animal pero…… pensé que como era posible que un rasguño tan fino pudo haber causado que me saliera tanta sangre. Yo lo ignore por completo y decidí dejar el asunto en paz.

Justo antes de entrar a mi cuarto me ocurrió algo que no me había sucedido desde hace tanto tiempo.

Esa sensación de miedo que te hiela los huesos te come la voz y te deja petrificado. No podía moverme me tenía un miedo un extraño miedo, nunca había temido a la obscuridad pero esa noche pensé en que tal vez no fue un animal, tal vez era algo más. Pensé que esas ideas no eran más que mi mente jugándome una broma, así que entre sin temor a mi cuarto y me acosté.

…….

Estaba en mi cuarto a obscuras sentía que alguien o algo me vigilaba. Temeroso alce mi cabeza de la almohada cuando…. Vi... Esos ojos completamente blancos viendo directamente a mí sin parpadeo alguno. Estuve desesperado, pensando que podría ser algún animal un gato, o podrían ser unas luces que tenía en mi armario.

Justo cuando estaba por acostarme de nuevo convencido que no era nada cuando el con un movimiento rápido y hábil subió a mi cama puso sus ojos frente a los míos, como si buscara algo, en lo profundo de mi.

Paso un silencio terrorífico en el cual no podía moverme, ya que él me tenía agarrado con una fuerza terrible.

El acerco su cara lo suficiente como para verla entre la densa obscuridad, esta me infundio un terror esta era como una especie de persona severamente huesuda con dientes asilados y casi tan largos que parecían medir la mitad de mi brazo y su rostro…. Era pálido con demasiadas cicatrices con dos agujeros que parecían ser su nariz suficientemente grande como para gritar por ayuda….grite, grite hasta que mi garganta se desgarro y no pude continuar.

Aquella bestia con sus dientes sumamente salidos y gigantescos soltó una carcajada y me dijo –“nadie puede ayudarte ahora estas en mis manos y no existe escape”

Con esa frase empecé a entrar en pánico e intente escapar a toda costa patee y patee hasta que……

Desperté bañado en sudor gritando.

Al momento me calme y supe que todo había sido una horrenda pesadilla…

Pero...-¿Qué es esto?-vi mis muñecas y… vi eros rasguños. Inmediatamente pensé en aquel sueño y recordé que sus manos me tenían bien agarrado del mismo lugar en el que estaban estos rasguños.



Pensé en lo que me había dicho, recordé su frase “nadie puede ayudarte ahora”, ¿a qué se referiría?

Sentí nuevamente miedo así que decidí ir a ver a mis padres.

Entre en la recamara y la escena fue horrenda.

Mus padres estaban… regados por la habitación con varios rasguños muy profundos en las parte que podía reconocer…pero lo más desconcertante fue lo que había en la pared….estaba…. estaba escrito con sangre las palabras “ya eres mío, pronto volveré por ti “.

Ahora estoy encerrado en mi celda y en estas últimas noches he soñado con la misma bestia que asesino a mis padres diciendo que vaya con ella.
Tengo miedo y estoy seguro de que esta podría ser la última noche que tenga con vida…..
SACADO DE UN DIARIO LOCAL.
Se ha encontrado un cadáver horrendamente triturado. La policía ha estado investigando p

ero lo único que han averiguado con la autopsia es que el

sujeto recibió antes de morir una serie de rasguños bastante profundos y por evidencia del lugar en el que fue encontrado el cadáver se descarta la posibilidad de que allá sido algún animal. Esto ha causado que el caso quede sin resolver….

¿Con quien duermes?



Rosa, una chica que no hace tiempo se mudó de casa con su esposo David por problemas con los vecinos que tenian y compañeros cercanos al cambiarse de casa pensaban que estaban. Rosa decidió desempacar sus cosas y las de su esposo David meintras el se fue a trabajar. Rosa presentía algo raro en la habitación en la cual ella dormiría con su esposo, desde ese entonces, Rosa terminó de decorar la casa y desempacar las cosas, al ser ya muy tarde decidió ver un poco de televisión y esperar a su esposo, pero no se percató que al sentarse en el sofó y antes de prender la televisión, se reflejaba una sombra atrás de ella, la cual tenía forma de una persona pero hacia moviemientos muy raros, despueé tocaron la puerta.

Rosa fue a abrir la puerta, no había nadie, en eso, cerró la puerta con llave, pero no se percató que al cerrar la puerta, las luces que alumbraban los pasillos de las demás casas se tornaron color rojas, mientras que la de ella torno color más rojo y al final se apago muy raramente como si fuese a explotar, en ese momento cuando Rosa se volvió a sentar en el sofá, su corazón latía rápido y todo se escuchaba silencioso, ella no le importó y se sentó viendo de nuevo la televisión pero no se enteró que una sombra, la misma que estaba al lado de ella subió las escaleras hasta legar a la habitacion de Rosa.

Rosa se cansó de ver la televisión; al apagarla se dio cuenta que la puerta estaba abierta, la cerró y pensó que su esposo ya habia llegado y decidió irse a dormir, al momento de irse a dormir, vio un bulto en su cama, penso que era su esposo, no le importo en nada y se fue a dormir, en eso, entre las 3:48 am, Rosa recibió una llamada por su celular, se levantó y le pidio a su esposo David que le pasara su celular, como el solo se movio, Rosa pensaba que estaba muy dormido y ella se estiró a tomar su celular, cuando contestó, notó una voz identica a la de su esposo David, ella miro su celular y exactamente era su esposo David, el cual le dijo: Amor es muy tarde lo sé, de seguro estas dormida, pero solo te llame para decirte que no podre ir a dormir contigo esta noche.

Rose miro lentamente el bulto y sin darse cuenta en ese bulto habia un rostro color azul, una sonrisa de dientes afilados color amarillo, y unos ojos blancos con una pupila muy pero muy pequeña que sólo daba grandes respiros, Rosa decidio destapar el bulto, lentamente se acercaba.

Destapó el bulto, y para su sorpresa, el fantasma que la asechaba salio gritando, Rosa gritó y se cayó al suelo, vio en el suelo el reflejo del fantasma, ella se asusto mas, el fantasma se fue corriendo a la cocina.

Rosa con miedo, tomo un bate y decidió seguir al fantasma, ella pensaba que era una persona desconocida, al momento de bajar las escaleras, vio que todo estaba obscuro, el apagador de la luz estaba en la parte obscura, ella bajo y tomó el apagador con su mano, Rosa pensó que si la prendia todo estaría bien pero al hacerlo, una mano color azul con uñas muy largas tomó la mano de Rosa junto con el apagador, ella aleja rápido la mano no sin antes apretar el apagador de la luz.

Se prendieron las luces, Rosa andaba muy espantada, meintras caminaba para revisar la cocina, en un espejo se reflejo el fantasma, Rosa estaba muy asustada, sin que se diera cuenta se desmayo, al abrir y cerra los ojos, veia aquel rostro sonriendole con esos dientes amarillos y sonrisa muy aterradora.

Rosa se desmayó. . . . .

LLego el esposo David esa misma noche a las 5:59 am. . . .

David no se percató de nada y fue directo a la habitación, encontro un bulto en la cama, penso que era Rosa dormida, en eso el se acosto igual a dormir, pero empezo a percatar un olor extraño, cuando se levantó y despertó a Rosa para decirle de aquel olor extraño, la cobija que enredaba a ese bulto cayó, revelando el cadaver de Rosa, con un color gris, una sonrisa demoniaca con los dientes amarillos y los ojos completamente blancos,

David se espanto tanto que se salió de la cama y se quedó en un rincón; el cadaver de Rosa le guiño el ojo, y al momento de que David volteo, en la cama, cerca del cadaver de Rosa, saieron dos manos azules con largas uñas, mientras una cabeza se asomaba con ojos blancos con pupilas muy pequeñas que se notaban por la luz de una vela, David queria correr, pero el fantasma salió completamente y se lo llevo aun lugar muy obscuro. . . .

El cadaver sin vida de Rosa, se levantó de la cama, bajo las escaleras y desapareció en la obscuridad del pasillo. . . .

Nadie supo lo que paso con los cadáveres de David y Rosa. . . .

Sólo se encontró en la cama, una sonrisa muy larga con dientes y unos ojos perturbadores. . .

Y aun peor, ratros de sangre del cadáver de Rosa quedaron en toda la casa, marcas de manos y pies en el techo de la casa, rasguños por uñas en las puertas con sangre de Rosa, y cabello de Rosa en el sotano, pero nunca se encontro el cuerpo de ninguno de esta pareja. . .

¿Con quien duermes ahora? . .